La nueva economía del plástico

 

El nuevo contexto normativo sobre plásticos plantea cambios que afectan a múltiples sectores: fabricantes de materias primas plásticas, gestores de residuos, empresas transformadoras o usuarias finales de productos plásticos, etc.  Desde el Club de Calidad convocamos estas reuniones en la que presentaremos este nuevo contexto normativo con la colaboración de STRE y abriremos el debate para definir retos o plantear posibles iniciativas en común.

2ª Reunión | La Nueva Economía del Plástico, un año después

13 febrero 2020

Un año después, convocamos de nuevo este grupo de trabajo para analizar la situación en una reunión en la que cada asistente exponga su problemática particular respondiendo preguntas como:

  • Impacto: ¿En qué ámbitos y en qué medida espera que la nueva Directiva sobre plásticos y otras nuevas legislaciones afecten a su empresa?
  • Transformación: ¿Cuáles son los cambios que han afrontado o afrontarán a cabo a corto/medio plazo por este tipo de medidas?
  • Riesgos y Oportunidades: ¿Qué riesgos y oportunidades cree que se derivan de estas normativas, tanto para su empresa como a nivel general en el mercado?
  • Colaboración y Alianzas: ¿Existe algún tipo de vía de colaboración que pueda minimizar el impacto de estas medidas, facilitar la implantación de modificaciones en su empresa, o explorar nuevas vías de negocio derivadas de la nueva legislación?

El objetivo de esta iniciativa es compartir retos y experiencias y promover, si procede, posibles soluciones colaborativas entre los participantes.

1ª Reunión | Grupo de Trabajo: La Economía del Plástico

31 Enero 2019

Objetivos de la reunión: Informar sobre el nuevo contexto normativo, debatir sobre su posible impacto entre los participantes y analizar retos u oportunidades comunes, así como la posibilidad de estructurar proyectos colaborativos en la materia.

¿Por qué una Mesa de los Plásticos?

  • Un nuevo contexto normativo. Dentro del marco de Objetivos de Desarrollo Sostenible, establecido por la UE para el año 2030, y siguiendo la Estrategia Europea para el Plástico en una Economía Circular, se plantea la premisa de que “todos los envases de plástico fabricados en la UE han de estar diseñados de tal modo que puedan ser reciclados o reutilizados de manera rentable’’. Esta afirmación general engloba una importante cantidad de objetivos concretos, en función del tipo de producto plástico considerado. Estos objetivos, incluidos dentro de una normativa viva y variable, están en continua revisión, como puede observarse en la reciente Decisión del Parlamento Europeo del pasado 23 de Octubre, en la que se aplican nuevas restricciones y plazos.
  • ¿Qué puede implicar para las empresas? En principio, más esfuerzo económico y organizativo para poder cumplir con la legislación europea. El grado de implicación dependerá del lugar que la empresa ocupe en la cadena de suministro aunque el principal reto recaerá probablemente tanto en los fabricantes de materia prima como los fabricantes de embalaje. La búsqueda de materiales bio o que provengan de la cadena de reciclado con el consiguiente control de la trazabilidad, serán los principales retos.
  • ¿Qué son los bioplásticos? Dentro de la definición de “bioplásticos” se engloban dos características principales: procedencia y biodegradabilidad. Se consideran bioplásticos aquellos derivados de polímeros procedentes de materias primas renovables, sean o no biodegradables y aquellos que sean biodegradables, independientemente de su procedencia.
  • ¿Se puede reciclar el plástico? No todos los plásticos se pueden reciclar, aunque sí la inmensa mayoría. Los más fácilmente reciclables suelen ser: PET, HDPE, PVC, LDPE, PP y PS. El problema en la mayoría de ellos es la trazabilidad de su ciclo de vida.

Normas de los grupos de trabajo

  • El objetivo de los grupos de trabajo es el intercambio de ideas retos y experiencias entre socios del Club de Calidad
  • Queda expresamente prohibida toda acción comercial y la presentación de productos o servicios por parte de los asistentes
  • Las personas que participen en los grupos de trabajo deben ostentar la responsabilidad funcional específica del grupo de trabajo o una responsabilidad superior que integre esa función
  • Toda información compartida en los grupos de trabajo es confidencial, salvo que expresamente se acuerde lo contrario. Por tanto, los participantes no podrán divulgar a terceros información obtenida en el marco de su participación en estas actividades, especialmente aquella que pueda ser sensible u ofender o causar algún perjuicio a cualquiera de los participantes y sus organizaciones. El Club queda eximido de cualquier responsabilidad en caso de no cumplimiento.